Descripción del proyecto

Envasado de barras de queso en Alemania

Situación inicial:

El cliente es un conocido fabricante de productos de queso de alta calidad en Alemania. En la empresa se cuenta ya con un alto grado de automatización. Debido al gran porcentaje de exportación, los productos deben presentar una vida útil elevada. Algunos productos en forma de barras de 900 mm de longitud todavía se envasan en una máquina de cámara doble. Dado que el volumen de este producto se debe incrementar en un 20 % pero al mismo tiempo también hay que aumentar el grado de automatización en esta área, es necesario idear una nueva solución.

Retos:

En primer lugar, el reto consiste en envasar de forma completamente automática las barras de queso de 900 mm. La línea debe funcionar a una alta velocidad velocidad (hasta un 20 % más rápido en comparación con la solución actual de envasado).

En segundo lugar, hay una gran variedad de productos que requieren diferentes presiones de vacío para evitar daños o no modificar la forma de los agujeros del queso.

Por último, los productos deben estar perfectamente envasados, ya que una gran cantidad de ellos se exportan o bien se almacenan para continuar su maduración. Por tanto, la clave radica en una vida útil larga, lo que implica un film grueso.

Nuestra solución:

Para lograr una velocidad de envasado lo más alta posible y al mismo tiempo minimizar el número de personas necesarias para el procesamiento, se optó por el siguiente planto: Máquina para bolsas tubulares, unidad de transferencia de productos, máquina de envasado GK 862 B con cinta de alimentación.

Para encontrar el ajuste óptimo para la máquina, antes del suministro se realizaron numerosos test en busca de la mejor configuración. Para lograr un envasado perfecto de los productos, utilizamos nuestro notable sistema de soldadura, que permite soldar en forma segura cualquier pliegue que se produzca en el área del sellado debido a la transferencia automática de producto.